sábado, 8 de marzo de 2014

Nada nuevo que contar - Zana


Zana, nuestro entrañable amigo de las minas de León, escribió esta poesía en septiembre de 1995, cuando en el accidente del Pozo Nicolasa murieron 14 compañeros suyos. Hoy ha vuelto a ser triste actualidad, y vuelve a publicarla pensando en todos los Mineros, a los que se llevó la mina y a los que (dice) “nos dio otra oportunidad”. De manera muy especial y sentida, para los Compañeros del Pozo Emilio de HVL, esta poesía de un minero para los mineros y para quien entienda y comparta su dolor, cobra un sentido especial:
NADA NUEVO QUE CONTAR
Cuarenta mujeres de luto,
Gimen en el cementerio,
Mientras un cura morado
Lanza plegarias al cielo.
Unas golondrinas laicas
Que no presienten el duelo,
Vuelan en remolinos
Entre húmedos pañuelos.
La madre como gastada,
la viuda como vacía.
el padre el alma clavada
en el fondo de la galería
El sol de las cinco en punto,
Achicharra los granitos,
Las mujeres en su defensa
Esgrimen los abanicos.
Ninguna brisa recorre
Las calles del cementerio.
En las coronas se ahogan
Penas, lágrimas y gritos.
Nada nuevo que contar,
Mina, derrabe y minero.
otra tarde de llorar
Mina, derrabe y sepulturero.
Gracias Zana, va dedicado a mi abuelo Emilio y a su mujer. El abuelo dejó su vida en la mina, hoy en Barcelona te hacemos un homenaje en el día de la mujer trabajadora. Un recuerdo entrañable desde mi corazón, saber que vivís en mi, abuelos. Todo mi amor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Mi lista de blogs