jueves, 30 de abril de 2015

Conferencia Emilio Carrillo para Catalunya 25.4.2015



Aqui se puede escuchar el audio.....a la espera del video.

http://www.ivoox.com/emilio-carrillo-conferencia-catalunya-25-04-15-programa-especial-mas-audios-mp3_rf_4425059_1.html



El amor abre puertas. Y el día 25 de abril a las seis de la tarde, se abrió la puerta del Hotel Barceló Sants de Barcelona para recibir a Emilio Carrillo y acoger la conferencia “Sin mente, sin lenguaje y sin tiempo”, que da titulo a su libro. Tuvimos la mejor de las acogidas por parte del personal del hotel que hicieron todo lo posible para que estuviéramos confortables. 

Los primeros en llegar fueron los colaboradores de la gran familia de “Más allá de la Tierra” comandados por nuestro ángel de los Medios de comunicación, Martin Villaverde. Casi todos ellos, forman parte del programa de Radio Marina Digital, 102.5 fm y lamarinadigital.cat via Internet. Desplegando todos los Medios que Radio Marina tiene a su alcance llegaron Aran Comín, director de la emisora y Andrea Pérez, nuestra técnica preferida para emitir en directo el programa. Al unísono y en total colaboración Encarna Bazán, nuestro mejor corazón informa, y Santi Archilla desde Amate Tv iban recogiendo testimonios a los asistentes y disponiendo las cámaras que iban a recoger la celebración.
En la puerta de entrada estaban nuestras colaboradoras maravillosas organizando y recibiendo a los asistentes con una amplia sonrisa. Pasado el dintel de la puerta, la fiesta estaba a punto de comenzar y a las primeras personas que nos encontramos eran Cristina Morales, terapeuta de Feng shui y co-creadora de belleza y bienestar e Irene Garzón, agente creativa del cambio, que con sus espacios radiofónicos del arte del ser y Feng shui nos tienen cautivados. Ambas unieron el corazón y la mente para entrar en ese espacio sagrado y llegar como dice Martín a nuestro niño interior. Dibujaron un mandala de común unión con los participantes y se creó una energía “sin mente, sin lenguaje y sin tiempo” y más tarde Irene nos presentó el proyecto, los colores de la luz, para conectar con eso que somos (color y vibración). Si las hubierais visto como las vimos nosotros, eran como hadas celestes en el bosque del amor. Joan Tomas y Ricard Casas en su saber hacer hicieron posible que los medios funcionaran debidamente. Ángeles en total servicio a ese momento presente. 
En una mesa llena de ejemplares del libro de Emilio Carrillo, tres bellas colaboradoras nos ofrecían las palabras del sastre y el escriba de Dios, Sin mente, sin lenguaje y sin tiempo. 
Y llegó el gran momento cuando Emilio Carrillo inundó con su naturalidad el espacio y se sentó frente a nosotros para recibir el presente que le habíamos ofrecido. 
Las palabras de Martin Villaverde dieron paso a Merce Alegría, escritora de El primer día del tiempo nuevo, quien nos leyó el prólogo que Emilio Carrillo le había escrito. Libro de gran valor que Dorón el árbol mágico y nosotros que os recomendamos. 
Rosa Zaragoza, con su voz de ángel nos deleitó con “Yo soy la que yo soy” a capela. Era sentir una sinfonía eterna. 
Rosa María Vargas, Rosa del Alba, junto con Xavi Guix, reconocido escritor y conferenciante leyó el poema dedicado a Emilio “el sastre y el escriba de Dios” y un poema de su próximo libro “Palabras de estrellas eternas”. 
Y coche y conductor, nuestro Emilio Carrillo, sonreía feliz y empezó lo que fue una esplendorosa tarde en un estado de consciencia elevado pero fácil de comprender. Cuando se une el amor y la razón se abren las puertas del corazón. Gracias Emilio por esa sabiduría que nos muestras para que conectemos con lo que somos y podamos abrir ese estado de conciencia y fluir en el río de la vida. Amado en amada transformada…..ya nos lo dijo Juan de la Cruz. Y santa Teresa añadió: tener olio en la aceitera, de obras y merecer, para poder proveer, la lámpara que no muera. 

Gracias a todos por colaborar y gracias a todos los asistentes porque os sentimos parte de esa gran familia de Mas alla de la Tierra. Os convocamos a la próxima celebración. …..porque solo el amor abre puertas. 

Redacta Rosa Maria Vargas desde Más allá de la Tierra


martes, 28 de abril de 2015

Células rialleres para conferencia Emilio Carrillo 26.4.2015 - Canvi

Colignon G.M., Transverberación de Santa Teresa de Avila
con la Sagrada Familia y San Juan de la Cruz, 1825 

Que la paz sea con vosotras amadas células,
que los ángeles del altísimo os sublimen
que vuestra divinidad os acoja
que el amor sea el camino y el destino.

Células sagradas sois
las que componéis nuestros cuerpos
las que recorréis nuestra sangre
las que amáis a nuestro cerebro,
y que dignas y esplendorosas os expandís en amor.

Células rialleres y conscientes sois
las que reescribís nuestros universos
las que dibujáis nuestro presente
las que sanáis nuestro momento. 
Y cantáis 
y sentís
 y danzáis
y jugáis
y unidas sonreís.
Sois ángeles guardianes 
de nuestra existencia infinita.

Células expandidas y benditas sois
las que evocáis sinfonías eternas
las que regáis con agua de luz,
el agua de nuestras estrellas
y al ángel corpóreo
que vive en ti
en mi
en ellas.

Células eternas e infinitas sois
las que dibujáis en nuestra mirada
la mágica posibilidad de sentir
vuestros susurros inminentes
para completamente sanar
nuestras horas
nuestras mentes
regando nueva sangre
 a nuestro joven corazón.
Y cantáis 
y sentís
 y danzáis
y jugáis
y unidas sonreís.
Sois ángeles guardianes 
de nuestra existencia infinita.

Es solamente necesaria
una célula en alegría,
en juego y en expansión
para crear en nuestro cuerpo humano
la "fuente" de la nueva inspiración.

Y quizás os preguntareis ¿para que enfermamos?
Pues ya nos lo dijo San Juan de la Cruz
para conocer al amado 
en amada transformada
en la cueva cautivado 
para renacer en totalidad
cuerpo y alma bendecido 
con cada cél-lula riallera
que ama tu vida entera
como la gota ama al mar.

Benditas células os amo,
sois mis estrellas eternas
para encontrar al amado
y la misión alcanzar.

Y en nuestro bendito presente
os invito a danzar
porque si amas
si cantas
si juegas
ya sientes lo que son…

Son tus ángeles guardianes 
de tu existencia infinita
para llenarla de luz
para gozarla como la goza
sin mente, sin lenguaje y sin tiempo
el sastre y el escriba de Dios.


Que la paz sea con vosotros,
que los ángeles del altísimo os sublimen
que vuestra divinidad os acoja
que el amor sea el camino y el destino
y que la tierra brille con la luz

  de las nuevas células de Dios.


miércoles, 22 de abril de 2015

RAPHAEL - EL ÁNGEL (GAMMA - HISPAVOX STEREO).wmv


Sé, que en la noche es más fuerte el poder del mal,
Mientras que duerme la ciudad.
Sé, que en las calles sin sombras no habrá más ley,
Que la del ángel que es un rey.
Tras de una esquina en la oscuridad,
Con revolver está.
No te confíes si muestra humildad o amor,
Que entonces es peor.
Sé, que se burla de todo y también es vil,
¿Porque le ofreces ese amor?
El solo quiere ser libre y vivir así,
Sin rehacer su corazón.
Vive tu vida y no pienses en él,
Que no te puede querer.
Es como el viento que te acarició al pasar,
No lo podrás tener.
No, no lo podrás tener.
No lo podrás tener…

sábado, 18 de abril de 2015

Angel ~ Sinéad O'Connor





Darling, no me gusta cuando dicen
Cosas malas sobre ti
Oh por favor, no hable de esa manera
Eres tan hermosa
Me gustaría que pudieras ver lo que yo veo

Eres un Ángel
Angel, como siempre quieren que yo sea
Eres un Ángel
Angel, como siempre quieren que yo sea

Así que lo que si hicieron mal las cosas?
Cuando usted no conoció mejor
La cosa es dibujar una línea
Y ser lo mejor que puede en cualquier momento

Así que lo que si no te quiero
Eso sólo quiere decir que no saben de tu corazón
Es como el océano profundo
Lleno de bondad y compasión

Eres un Ángel
Angel, como siempre quieren que yo sea
Eres un Ángel
Angel, como siempre quieren que yo sea

Y yo no quiero ninguna banda de boda
No brillante joya para mi mano
Yo sólo quiero una cadena de oro
Para colgar mi amor,
Para colgar mi amor,
Para colgar mi amor

No escondas tus ojos de los míos
Los ángeles de hacer caer a veces
Lo hacen a ciegas
Sucede todo el tiempo

Oh, deja que tus ojos buscar en los míos
Usted sabe que yo te he amado todo el tiempo
Me encantó todo el tiempo
¡ Oh, cómo te eché de menos cuando no eran la mía

Tantas lágrimas lloré
Como un niño pequeño
Pero ahora esos días se han ido
Estoy a tu lado
Voy a amarte, aun después que yo me muera

Eres un Ángel
Angel, como siempre quieren que yo sea
Eres un Ángel
Angel, como siempre quieren que yo sea

Y yo no quiero ninguna banda de boda
No brillante joya para mi mano
Yo sólo quiero una cadena de oro
Para colgar mi amor,
Para colgar mi amor,
Para colgar mi amor

martes, 7 de abril de 2015

Hijo de la luz y la sombra - Serrat/Hernández









HIJO DE LA LUZ Y DE LA SOMBRA
                  I

      (HIJO DE LA SOMBRA)
Eres la noche, esposa: la noche en el instante
mayor de su potencia lunar y femenina.
Eres la medianoche: la sombra culminante
donde culmina el sueño, donde el amor culmina.

Forjado por el día, mi corazón que quema
lleva su gran pisada de sol a donde quieres,
con un solar impulso, con una luz suprema,
cumbre de las mañanas y los atardeceres.

Daré sobre tu cuerpo cuando la noche arroje
su avaricioso anhelo de imán y poderío.
Un astral sentimiento febril me sobrecoge,
incendia mi osamenta con un escalofrío.

El aire de la noche desordena tus pechos,
y desordena y vuelca los cuerpos con su choque.
Como una tempestad de enloquecidos lechos,
eclipsa las parejas, las hace un solo bloque.

La noche se ha encendido como una sorda hoguera
de llamas minerales y oscuras embestidas.
Y alrededor la sombra late como si fuera
las almas de los pozos y el vino difundidas.

Ya la sombra es el nido cerrado, incandescente,
la visible ceguera puesta sobre quien ama;
ya provoca el abrazo cerrado, ciegamente,
ya recoge en sus cuevas cuanto la luz derrama.

La sombra pide, exige seres que se entrelacen,
besos que la constelen de relámpagos largos,
bocas embravecidas, batidas, que atenacen,
arrullos que hagan música de sus mudos letargos.

Pide que nos echemos tú y yo sobre la manta,
tú y yo sobre la luna, tú y yo sobre la vida.
Pide que tú y yo ardamos fundiendo en la garganta,
con todo el firmamento, la tierra estremecida.

El hijo está en la sombra que acumula luceros,
amor, tuétano, luna, claras oscuridades.
Brota de sus perezas y de sus agujeros,
y de sus solitarias y apagadas ciudades.

El hijo está en la sombra: de la sombra ha surtido,
y a su origen infunden los astros una siembra,
un zumo lácteo, un flujo de cálido latido,
que ha de obligar sus huesos al sueño y a la hembra.

Moviendo está la sombra sus fuerzas siderales,
tendiendo está la sombra su constelada umbría,
volcando las parejas y haciéndolas nupciales.
Tú eres la noche, esposa. Yo soy el mediodía.
                  II

      (HIJO DE LA LUZ)
Tú eres el alba, esposa: la principal penumbra,
recibes entornadas las horas de tu frente.
Decidido al fulgor, pero entornado, alumbra
tu cuerpo. Tus entrañas forjan el sol naciente.

Centro de claridades, la gran hora te espera
en el umbral de un fuego que el fuego mismo abrasa:
te espero yo, inclinado como el trigo a la era,
colocando en el centro de la luz nuestra casa.

La noche desprendida de los pozos oscuros,
se sumerge en los pozos donde ha echado raíces.
Y tú te abres al parto luminoso, entre muros
que se rasgan contigo como pétreas matrices.

La gran hora del parto, la más rotunda hora:
estallan los relojes sintiendo tu alarido,
se abren todas las puertas del mundo, de la aurora,
y el sol nace en tu vientre donde encontró su nido.

El hijo fue primero sombra y ropa cosida
por tu corazón hondo desde tus hondas manos.
Con sombras y con ropas anticipó su vida,
con sombras y con ropas de gérmenes humanos.

Las sombras y las ropas sin población, desiertas,
se han poblado de un niño sonoro, un movimiento,
que en nuestra casa pone de par en par las puertas,
y ocupa en ella a gritos el luminoso asiento.

¡Ay, la vida: qué hermoso penar tan moribundo!
Sombras y ropas trajo la del hijo que nombras.
Sombras y ropas llevan los hombres por el mundo.
Y todos dejan siempre sombras: ropas y sombras.

Hijo del alba eres, hijo del mediodía.
Y ha de quedar de ti luces en todo impuestas,
mientras tu madre y yo vamos a la agonía,
dormidos y despiertos con el amor a cuestas.

Hablo y el corazón me sale en el aliento.
Si no hablara lo mucho que quiero me ahogaría.
Con espliego y resinas perfumo tu aposento.
Tú eres el alba, esposa.  Yo soy el mediodía.
                  III

    (HIJO DE LA LUZ Y DE LA SOMBRA)
Tejidos en el alba, grabados, dos panales
no pueden detener la miel en los pezones.
Tus pechos en el alba: maternos manantiales,
luchan y se atropellan con blancas efusiones.

Se han desbordado, esposa, lunarmente tus venas,
hasta inundar la casa que tu sabor rezuma.
Y es como si brotaras de un pueblo de colmenas,
tú toda una colmena de leche con espuma.

Es como si tu sangre fuera dulzura toda,
laboriosas abejas filtradas por tus poros.
Oigo un clamor de leche, de inundación, de boda
junto a ti, recorrida por caudales sonoros.

Caudalosa mujer, en tu vientre me entierro.
Tu caudaloso vientre será mi sepultura.
Si quemaran mis huesos con la llama del hierro,
verían qué grabada llevo allí tu figura.

Para siempre fundidos en el hijo quedamos:
fundidos como anhelan nuestras ansias voraces:
en un ramo de tiempo, de sangre, los dos ramos,
en un haz de caricias, de pelo, los dos haces.

Los muertos, con un fuego congelado que abrasa,
laten junto a los vivos de una manera terca.
Viene a ocupar el hijo los campos y la casa
que tú y yo abandonamos quedándonos muy cerca.

Haremos de este hijo generador sustento,
y hará de nuestra carne materia decisiva:
donde sienten su alma las manos y el aliento,
las hélices circulen, la agricultura viva.

Él hará que esta vida no caiga derribada,
pedazo desprendido de nuestros dos pedazos,
que de nuestras dos bocas hará una sola espada
y dos brazos eternos de nuestros cuatro brazos.

No te quiero a ti sola: te quiero en tu ascendencia
y en cuanto de tu vientre descenderá mañana.
Porque la especie humana me han dado por herencia,
la familia del hijo será la especie humana.

Con el amor a cuestas, dormidos y despiertos,
seguiremos besándonos en el hijo profundo.
Besándonos tú y yo se besan nuestros muertos,
se besan los primeros pobladores del mundo.

autógrafo

Mi lista de blogs