martes, 15 de abril de 2014

Pasos ancestrales: voy siguiendo mis pasos, abuelo Emilio

Foto en la plaza Virgen de la Encina de Ponferrada con el permiso de Francisco José

Éste año 2014 decidí seguir alguna de las conferencias de mi buen amigo Emilio Carrillo, al cual le dedico esta entrada, a él y a toda la familia de luz que se acerca a este blog. Él fue el impulsor del viaje, aunque la conferencia no se diera, yo camine mis pasos y hice un trocito de camino de Santiago.

Con la mejor disposición y porque el día que compré el billete para el viaje mi amiga Valentina puso un ramo de claveles encima del billete, ese día supe que el viaje olía a flor recién cortada y a camino de ángel madre. A mi madre le gustaban muchísimo esas flores. El mundo de las diosidencias como dice una gran amiga está para mostrarse, para leerlo.
Pues llegó el día y el tren corría por los raíles como corrían por mis venas el amor.
León me dio seguridad y amor, sus calles impregnadas de mantillas y de cantos santos hicieron que me unificara con ellas y lanzara las peticiones más grandes de amor y de paz para la humanidad UNA.
Ellos cantaban la Salve, yo miraba a la gran madre y sonreía. Ya todo estaba cumplido.
Entonces se siguío dando el milagro, una mujer puso la mano en mi hombro y para que supiera que el abuelo Emilio estaba junto a mi, cantó aquella canción de Victor Manuel, el abuelo fue picador allá en la mina......
entonces sonreí de nuevo. En aquel momento por mi cuerpo corríó la fuerza de mis ancestros, recuperé vida y supe que por aquellas calles hace quizás unos años mis abuelos bendijeron a la gran Madre como yo lo estaba haciendo aquel día. Y la luz se hizo en la catedral y en mi corazón.

 Vidrieras de la Catedral de León - 12 ángeles 

Al día siguiente camino de Ponferrada y solo bajar del tren a preguntar por una calle fuí laureada, una campesina de las montañas, enviada por la fuerza de mis abuelos me regaló un gran ramo de laurel que me traje a Barcelona. Recibida como Jesús el domingo de Ramos. Que belleza. En ese momento miré al cielo y lloré. Era el presagio de un gran y maravilloso día. Así fue amada familia. Dia de castillo templario y de la Virgen de la Encina y San Andrés, día de amigos caminantes y de mensajes de amor, días de libros y de poetas y de poemas de amor, de relatos de cuento de pelicula y de flores al viento....
Si te abres a la vida , ella te regala vida y es sorprendente el amor y más amor que nos tiene reservado.
Francisco José el maravilloso niño de la foto , al cual le pedí permiso para venirse a Barcelona conmigo, no podré olvidarlo porque con su naturalidad compartimos menú y postre, al que luego le seguirían la amistad de caminantes con 8 amigos de EDP que dejaron la huella en mi corazón.

Abuelos cuando pusisteis el ramo de flores encima del billete no podía imaginar lo que podía suponer seguir mis pasos ancestrales. 

De León y del camino me queda una reflexión: toma tu fuerza ancestral, la llevas en las venas y en el corazón.Fuerza de tierras leonesas, fuerza del más sagrado y puro amor.


Rosa del alba


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Mi lista de blogs