martes, 5 de noviembre de 2013

La humanidad "Una" siente, como Maat pero sin velo.

Mis cuerpos como universos brillantes vibran 
en la fusión del "UNO" que somos, es.
Mis pensamientos definen consciente-mente el pasado 
porque mi mente está muy viva, recuerda
y le duele
pero transmuta.
Mi corazón cansado de tanto sufrimiento, 
de tantos momentos de sombra llora.
La niña que habita en mí cuando recuerda, tiene miedo, 
miedo en la unidad, porque sabe que el camino que ella vivió 
alguien lo vive en este momento presente. 
Pero también sabe que nada puede hacer.
Mi alma siente que no sucede nada, 
pero en la ebullición de saberse
de sentirse en el todo, 
sufre por las personas que no son 
conscientes de lo que ella ya vivió.
Hoy solo quiero dejar estas palabras
quizás con la única tranquilidad 
y con el máximo gozo de saberme en el todo.
La mujer de las mil batallas que habita en cada una de nosotras
hoy es felina y defensora de la justicia, 
es una verdadera dama
como Maat, pero sin velo.
Hoy sabe que todos somos parte de esa Diosa 
que con una mano porta la llama
y con la otra y pegadita a su corazón, 
el conocimiento.

Todos somos la Diosa de la Libertad, 
Todos somos la Diosa Maat
que desde la equidad pero ya sin venda en los ojos, siente.
Todos somos la consciencia de la libertad
porque solo ella es nuestro único estado verdadero 
para manifestarse, 
para vivir.
Somos el ser infinito y eterno.
Somos la humanidad UNA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Mi lista de blogs