martes, 9 de febrero de 2016

Fin de una caja de chocolate - Homenaje a un trocito de mi amigo Borja y mío



Amigo Borja, de la misma manera que lloré el día que te fuiste de este edificio entonces "Imagina", vuelvo a llorar hoy cuando ya por orden de "los de la pobreza" se han mirado esta caja que tan buenos momentos ha regalado y la han arrinconado diciendole que era sucia y que no estaba acorde con el entorno.

¿Quizás con un entorno hostil, una caja que invita a sonreír no quede acorde, en eso estoy de acuerdo.


Este simple hecho y que quizás otra persona no le dé importancia a mi me lleva a una reflexión y a una emoción, que no es mía sino la de todas las personas que hemos amado este trocito de cartón, que hoy han llamado sucio.....

Ha alimentado tantas sonrisas, ha hecho disfrutar a tantas personas que se acercaban tras la jornada cansados a buscar un pedacito de amor y de chocolate, que yo durante más de cuatro años he ido poniendo para el deleite del mundo. 

Me quedo con los buenos recuerdos, me quedo con todo el amor entregado y recibido y me quedo con algo que tú amigo Borja ya me dijiste....

El día que Ilumines a todo el edificio marcharás.....

Quizás sea una profecía a punto de realizar......

Ahora el edificio magicamente se llama Ilumina

Te llevo conmigo amada porque hoy aunque me cueste 

HOY ES UN BUEN DÍA PARA SONREÍR.



2 comentarios:

  1. Me parece una maravilla de caja. Tal vez todos deberíamos mirar nuestro entorno para darnos cuenta, por ejemplo, q un jarron de cristal vacío, tampoco es bonito, y no tiene una razón si no lo llenamos...como otras mil y una cosas q nos enseñan que un lugar impersonal y vacío no da la suficiente energía como para trabajar con una sonrisa en los labios.

    ResponderEliminar

Mi lista de blogs