lunes, 11 de junio de 2012

Poeta - Soneto de John Keats


Poeta

Durante la mañana, la tarde o por la noche
el poeta penetra en el aire encantado
llevando un talismán que llame a los espíritus
de plantas, cuevas, rocas y fuentes. A su vista
la vaina de las cosas se abre hasta su seno,
y todas las esencias secretas que hay allí
muestran los elementos de bondad y belleza,
haciéndola ver donde la Razón está a oscuras.
A veces, con las alas asombrosas, su espíritu
vuela sobre las cosas compactas y palpables
de este esfera diurna y con sus destinados
cielos realiza uniones prematuras y místicas,
hasta que esos contactos sobrehumanos emiten
una aureola visible en su mortal cabeza.




Del libro Odas y Sonetos, traducción de Alejandro Valero - Poesía Hiperión

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Mi lista de blogs