jueves, 25 de agosto de 2011

Asturias



En las márgenes de los ríos Deva, Cares, Sella y Casaño,
te siento poderosa naturaleza
en esta mañana fría de pendiente certeras y de amor cálido.
Me enamoran los escarpados torrentes sanguíneos de caliza blanca que surcan los cielos
tus frondosos parajes que bañan los cantos rodados de los ríos que allí confluyen
prados ingentes que contrastan con la grandiosidad de sus cordilleras adelantadas de luz
y la opulencia de sus macizos salvajes erosionados
por los neveros y por las brumas de un amor
que te hace ascender a la cumbre,
te eleva, te hace volar libre
y al que no alcanzas a ver con los ojos carentes de sonrisas.

Nueva de Llanes, me conmueve y Gulpiyuri me embelesa
me hace sentir la reina del paraíso.
Había tanto amor para compartir.

Y nos cuenta la historia de Covadonga y de sus lagos, que aquella tierra enigmàtica y valiente fué defendida por un guerrero de nombre Don Pelayo, que con su espada flameante cambió nuestra vida.
Hoy y hasta la eternidad protegen aquella región de mantos verdes,
su madre celeste y cuatro ángeles dorados de luz.
Sé que te he conocido,
me he enamorado
y que volveré a verte de nuevo cuando pueda robarle un momento a mi tierna vida.

2 comentarios:

  1. Nos encantó llevarte a descubrir Asturias, fueron dos dias, cortos pero intensos...
    Nos haces felices a los dos con tus palabras, que expresan tantas sensaciones sentidas y avivan los recuerdos de esos dias.
    Ahora solo esperamos volver a repetir la experiencia, que hay mas tierras por descubrir.
    Nuestra pasión viajera te inspira, y eso nos gusta.

    ResponderEliminar
  2. ¡Cuanta paz y belleza en tus poemas, ROSA!
    Los que emanan de ti, amiga.
    Un beso
    Glòria

    ResponderEliminar

Mi lista de blogs